BOLETÍN 30 - AGOSTO 2016

Construimos futuro con formación y oportunidades para linieros

Contribuyendo al desarrollo local en Arauca

Proveedor y acreedor: diferencias en el registro

Subestación San Marcos: nos renovamos para mejorar

EnCONEXIÓN
con nuestros clientes

Volver al home

   
 

Construimos futuro con formación y oportunidades para linieros

El proyecto para la formación de linieros graduó su primera cohorte. 20 jóvenes que hoy son técnicos titulados, cuentan con un trabajo en el sector eléctrico y un promisorio futuro para ellos y sus familias.

Con la primera cohorte de egresados de la Escuela Formación de Linieros, estamos un paso más cerca de lograr nuestra meta para el 2020: capacitar a más de 500 linieros (encargados del montaje, mantenimiento y reparación de las líneas y torres de transmisión de energía a alto voltaje). La inclusión social, la educación y generación de empleo son tres aportes fundamentales al país con cada paso que da el programa.

Se trata de un proyecto colaborativo entre nuestra Compañía, el Clúster de Energía, el CIDET (Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico del Sector Eléctrico), la Universidad Católica de Oriente, EPM, la Corporación Tener Futuro y empresas contratistas, cuyo propósito es preparar la mano de obra que requerirá el sector eléctrico durante los próximos años, mientras se contribuye a mejorar las condiciones de vida de los estudiantes y de sus familias.

Piedad Hernández Obando, Directora Ejecutiva de la Corporación Tener Futuro, destacó de esta iniciativa, que nació hace cerca de dos años y medio, que “es un sueño cumplido; todos los jóvenes salen muy bien preparados y listos para sus contratos con las empresas, las cuales se han sentido muy satisfechas con los resultados”, afirmó.

Los jóvenes recibieron su diploma con el título técnico de Linieros de Redes de Energía Eléctrica, en un acto realizado el 29 de julio en la sede del Instituto de Educación para el Trabajo y el Desarrollo Humano –MIES- ubicado en La Ceja, Antioquia. Los acompañaron sus familias, provenientes de diversos lugares del país, y los directivos de las empresas participantes. De los 20 graduandos, cuatro tendrán la oportunidad inmediata de viajar a Chile para desempeñarse como linieros en proyectos del país austral; los demás, iniciarán contratos en empresas nacionales del sector.

Formación por lo alto

Este programa de formación tiene una duración de un año: tres meses iniciales de etapa lectiva, durante la cual los estudiantes se alojan como internados en las instalaciones del MIES; tres meses de etapa teórica y entrenamiento en campo; y, finalmente, seis meses de prácticas empresariales donde las instituciones aliadas se vinculan para complementar sus estudios.

Cada mes y medio ingresa un nuevo grupo de 30 jóvenes. Actualmente, son 173 los que se encuentran estudiando, en su mayoría originarios de zonas apartadas del país. Uno de ellos es Neder Martínez Ruiz, con 20 años de edad, quien vino de Tarazá (municipio del Bajo Cauca antioqueño) hace cerca de dos meses y encontró en la escuela la posibilidad de realizarse laboralmente y ayudarle a su familia: “Un compañero que también se encontraba en el programa me motivó a ingresar; a mí me gustó porque era algo que nos abría las puertas cuando no teníamos muchas otras oportunidades para salir adelante. Había que aprovechar para ayudarle a mi mamá y a mi hermano”, sostiene.

Los estudiantes están recibiendo de forma complementaria formación en el ser, en aspectos como liderazgo, trabajo en equipo e integralidad académica, pues algunos de ellos sólo han cursado hasta quinto de primaria: “Cuando yo llegué acá lo que sabía era muy poco; veía las torres y no me imaginaba cómo podía empezar a construirlas. Pero hemos ido aprendiendo poco a poco, ha sido una muy buena experiencia”, comenta Neder. Al preguntarle por lo que más disfruta de este oficio, con una sonrisa en su rostro, complementa: “sentir el viento, ver ese panorama desde lo alto de la torre es algo que me gusta mucho”.

Un futuro seguro

Una cuadrilla está compuesta por 18 a 20 linieros, quienes trabajando en equipo de manera sincronizada y cuando ya han alcanzado cierta experiencia, pueden llegar a construir hasta una torre por día. Los 5.000 kilómetros de líneas de transmisión en Colombia que esperan a ser construidas por estos linieros en formación en los próximos años, constituye una oportunidad para obtener un contrato de trabajo en las empresas aliadas al proyecto, una vez culminen sus estudios.

“Para las empresas que estamos involucradas en el programa es un motivo de satisfacción contribuir con la calidad de vida de estos jóvenes de distintas regiones del país, que no contaban con ninguna formación académica. Ahora podrán especializarse en una labor que es fundamental para el desarrollo del país, como es la construcción de infraestructura eléctrica, y van a trabajar con empresas del sector principalmente en Colombia y también en otros países”.

Luis Alejandro Camargo Suan – Gerente General de INTERCOLOMBIA

Este programa representa para nuestra Compañía y las empresas aliadas, un compromiso de generación de empleo formal y permanente, que no solo contribuye a fortalecer la competitividad del sector eléctrico en las regiones del país, sino que además ayuda a mejorar la calidad de vida de los linieros y sus familias.

 
     
   
     
© 2016 Todos los derechos reservados
INTERCOLOMBIA S.A. E.S.P. Calle 12 sur 18 168, Medellín, Colombia
Edición y diseño Triangulo Comunicaciones y H2A Publicidad