Menu de navegacion principal

Aula virtual

Mitos y realidades de la energía

MITO: Los cables más delgados permiten pasar más corriente eléctrica.

REALIDAD: Se cree que la cantidad de corriente eléctrica depende de la delgadez del cable, pues entre más delgados hay menor resistencia eléctrica y más energía pasa. Sin embargo esto no es del todo cierto, si lo comparamos con un río en la zona más ancha, el agua está más calmada. En la más estrecha, fluye más veloz. Pero en ambas zonas existe la misma cantidad en un punto concreto.


MITO: La electricidad tiene cero masa y peso.

REALIDAD: Aunque no podamos ver la electricidad a simple vista, no significa que no tenga masa o peso, las partículas cargadas llamadas electrones tienen masa y peso, aunque estos sean muy minúsculos para observarlos.


MITO:Los choques de bajo voltaje no son peligrosos.

REALIDAD: Muchos creen que un choque eléctrico de bajo voltaje está exento de peligro. Incluso algunos niños juegan con ellos. Pero nada más lejos de la realidad. Pueden ser peligrosos y causar incluso la muerte en ciertos casos.


MITO: Me puedo quedar pegado si toco un cable.

REALIDAD: Verdadero. Tocar un cable te puede producir un calambre debido a la electricidad pasando por tus nervios. Esto provoca una contracción involuntaria de los músculos, que puede hacer que te quedes “pegado” o “agarrado” al cable sin poder soltarlo. Por eso nunca hay que tocar un cable con la palma de la mano. En caso de hacerlo es mejor con el dorso de la mano, ya que el espasmo recibido te aleja del peligro.


MITO: La intensidad al electrocutarte es lo que te puede matar.

REALIDAD: Lo que realmente mata es la potencia liberada en el momento del calambre, que es lo que va a producirte las quemaduras. Por otro lado, si la corriente eléctrica tiene suficientes niveles de tensión e intensidad y atraviesa el corazón, puede provocar que este entre en fibrilación, deteniendo el flujo sanguíneo.


MITO: Los objetos de madera y goma son buenos aislantes.

REALIDAD: Es cierto que los objetos de goma o madera son buenos aislantes, sin embargo, no se debe creer que estos son suficientes para prevenir un accidente, dado que rara vez son hechos únicamente de esos materiales. Generalmente los zapatos o guantes de goma que tienen otros aditivos para ser más duraderos y resistentes, al igual que con la madera, no son tal buenos aislantes como por sí solos.


MITO: Los generadores crean electricidad.

REALIDADUn generador en realidad no crea energía, sino que la transforma. Es decir, transforma energía mecánica en eléctrica, haciendo que fluyan los electrones ya presentes en los cables y circuitos.


MITO: La electricidad viaja a la velocidad de la luz.

REALIDAD:La electricidad no viaja a la velocidad de la luz. Aunque las ondas electromagnéticas viajan con el conductor adecuado a velocidades entre el 50% y el 99% de la velocidad de la luz, los electrones son más lentos unos pocos centímetros por segundo.


MITO: La electricidad se puede almacenar.

REALIDAD: No se puede. La electricidad es un movimiento de electrones, y como no podemos “guardar” el movimiento, no es posible almacenar la electricidad. Es igual a decir que se puede almacenar el aire, pero no el viento.


MITO:Las pilas guardan carga eléctrica o electrones.

REALIDAD: No es así. Una batería contiene una materia llamada electrolito que se conserva entre dos electrodos, el positivo y el negativo. Solo al conectarla a un aparato, es decir, unir sus polos mediante un conductor, el electrolito se transforma en iones y los electrones se descargan desde el electrodo positivo.


MITO: Los paneles solares solo funcionan en zonas donde la luz del sol es directa y abundante.

REALIDAD: Falso. Los paneles reciben energía de la radiación solar, por lo que no tienen que tener la luz directa del sol para su función. Un cielo nublado no detiene la radiación solar.


MITO: La energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma.

REALIDAD:Este es el principio de conservación de la energía de la primera ley de la termodinámica, sin embargo, aunque es cierto que en un proceso energético la energía no se destruye, sino que se transforma en otro tipo de energía, lo que pasa es que ese nuevo tipo de energía siempre se degrada y pasa a ser menos “aprovechable” que el anterior.

Temas relacionados

Estamos presentes en la COP27

Noticias La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático 2022 (COP27), uno de los eventos más importantes del planeta, se desarrolla hasta el 19

ver más »