Menu de navegacion principal

Noticias

Una historia de 42 años de servicio a nuestra empresa

Conoce a Germán Alirio Medina Triana, quien se ha convertido en la persona con más años en la empresa tras 42 años de trabajo.

​Conoce a Germán Alirio Medina Triana, quien ingresó a nuestra Compañía sin haber cumplido 20 años y, tras 42 años de trabajo, en pocas semanas se retirará para disfrutar de su merecida jubilación. Nos contó su historia de dedicación y de sus logros alcanzados a nuestro lado.

«Entré a ISA el 26 de marzo de 1979 cuando tenía 19 años y a la fecha tengo 62 años; han sido 42 años de trabajo. Mi código de empleado (número de carné) es el 1269 y ahora van en el 10350, entonces tenía la sospecha de que era uno de los más antiguos, pero esta entrevista me lo confirmó», dice entre risas.

»En ese entonces, cuando apenas llegué, era técnico en electricidad industrial y mi rol inicial fue de Operador Subestaciones. Después, en la empresa, subió el perfil del cargo a tecnólogos; así que, con mis compañeros, nos capacitamos y nos convertimos en la primera promoción de Tecnólogos en Electricidad Industrial en el país. El cargo se transformó y pasé a ser Asistente de Subestación.

»Tiempo después, empecé a estudiar en la Universidad Nacional Ingeniería Eléctrica, cuando me encontraba trabajando en la Subestación La Mesa, sede en donde comencé a trabajar. Recuerdo que iba en mi ‘motico’ desde allá hasta la subestación; el trayecto era largo y complicado, pero lo hacía porque siempre me ha gustado el estudio. Debí parar la carrera en el 86, pero tuve la fortuna de retomarla y logré terminarla en el 2006. Gracias a eso, tuve la oportunidad de ser Ingeniero de Subestación y ascender profesionalmente.

»Todos estos años de trabajo han sido más que positivos. La empresa me lo ha dado todo; me dio la manera de seguirme preparando como persona, elevó mi calidad de vida. Estando en la empresa me casé, tuve mi familia, me ha dado mi recurso de sostenimiento, me ha incorporado a la tecnología, y me ha dado valores adicionales como el talante, el carácter y una manera diferente de percibir las cosas; es toda una escuela.

»Mi cargo actual en ISA INTERCOLOMBIA es en la subestación Torca, en el norte de Bogotá, a 15 minutos de mi casa ¡Eso es calidad de vida! Siento que la empresa es muy sensible a las necesidades de los trabajadores y sus familias y eso lo he vivido durante todos los años que he estado aquí.

»Uno entra de una forma y sale de otra. De ninguna manera soy la misma persona; y ahora, próximo a disfrutar de mi jubilación, me siento tranquilo porque la empresa nos ha dado gran parte de lo que hoy tenemos para continuar con esta nueva etapa.

»Estoy tranquilo porque desde pequeño me han acompañado los valores espirituales gracias a mi formación familiar y estos los he podido fortalecer como producto de mi desarrollo integral. Uno de los versículos de la Biblia en los que siempre he meditado y se ha convertido en mi lema, está en el libro de Josué 1:8-9 y dice: «Repite siempre lo que dice el libro de la ley de Dios, y medita en él día y noche, para que hagas siempre lo que este ordena. Así todo lo que hagas te saldrá bien».

Germán ya entregó sus documentos de jubilación y vive su periodo de transición con nostalgia y muchas reflexiones que le traen todos los años vividos. Él lo describe como una película con muchos detalles que, ahora, llegó a su cúspide: “es el momento de seguir avanzando con una mochila llena de todo el bagaje adquirido”, expresa. A él le deseamos los mejores éxitos en esta nueva etapa que pronto comenzará y le extendemos nuestro agradecimiento por tantos años de compromiso y amor por la empresa.

Normalizada la subestación Chinú

Comunicados Gracias al trabajo comprometido del personal de ISA INTERCOLOMBIA, logramos normalizar los equipos en la subestación Chinú. De esta manera concluyen las labores de

ver más »